Blog

enero 15, 2021

El Bonito Arte de Desordenarte

Cuando empecé mi proceso de conexión personal sentía que iba a subir una montaña en donde caminar a la cima era un proceso lineal de triunfos y ganancias. Y no crean, en esto de Emprender siempre es ganancia cualquier experiencia, porque cada una viene acompañada de aprendizajes infinitos.

Sin embargo, yo había categorizado el desorden, no tener respuestas o el sentimiento de caos como algo que no era parte de este nuevo sendero espiritual que estaba viviendo, y que por ende experimentarlo era como una reversa sin control a lo que ya había logrado. Me costaba reconocer cuando me equivocaba, ocultaba el sentimiento de no protección y desmotivación en el día a día de mis proyectos pero claramente era algo que me asfixiaba; incluso en un momento de desesperación, quise coger todo y guardarlo en un cajón porque sentirme así significaba que “no estaba lista”.

Hasta que un día estaba enviando una hoja de vida y yo misma me dije  “tú sabes que esto no va a funcionar, porque tu sueño es tu proyecto”, ahí recordé mi hermoso Calendario Maya que siempre me enseña que “la tormenta es tan valiosa porque saca a la luz aquellos aprendizajes que siempre hemos querido dejar en la sombra” .

En ese momento hice clic y deje de sentirme mal por el hecho de estar desordenada, porque justo antes de amanecer la oscuridad se atenúa para recordarnos el valor de apreciar desde el mas mínimo destello de luz. Si no nos desordenamos, desmotivamos o sentimos desprotegidos empezamos a olvidar el valor de reflexionar para entender qué de nosotros necesita atención, pero no solo con la óptica de que tal vez eso que hoy estas haciendo no es lo que corresponde, sino porque hay que entender qué necesitamos aprender para poder seguir caminando hacia nuestra cima con convicción, fluidez y humildad.

El libro de los Upanishad contiene esta frase maravillosa:

Eres lo que es tu deseo profundo e impulsor.

Tal como es tu deseo, así es tu voluntad. 

Tal como es tu voluntad, así son tus obras. 

Tal como son tus obras, así es tu destino 

Es decir, no eres el desorden de hoy, eres lo que te motiva diariamente a trabajar por lo que sueñas. Y el desorden es un arte que te permite perfeccionar dentro de ti la capacidad de verte para crear desde tu esencia pura, cuando soltamos la predisposición a los sentimientos y le permitimos a nuestra alma expresarse a través de la frustración, dolor o incluso desesperación, estamos abriendo una ventana de oportunidad para confiar más, y como todo artista, para perfeccionar las hermosas técnicas que nos llevan de regreso a nuestro centro, valor y sueños.

Después de huirle al desorden, hoy lo bendigo, porque a través de él he encontrado la inspiración para escribir estas letras; para reformar mi proyecto cada vez que lo he necesitado; para verme a diario como una aprendiz que se guía por el corazón y se permite vivir su humanidad como un arte que todo los días necesita practica con amor.

¿Qué enseñanza te está entregando hoy el desorden en tu vida?

Motivacion
About laura P
2 Comments
  1. Definitivamente, estos dos últimos años de mi vida, he experimentado desorden. Después de mucho resistirlo, comprendí que debo aceptar ese caos, ese desorden que estoy atravesando, para transformarme, para acceder a una mejor versión de mí cada día. Definitivamente, cómo dijo William Fernando Sánchez, lo que resistes, perdiste. Decidí entonces dejar de resistir y comenzar, desde el amor, mi propio proceso de transformación. Gracias por este bello artículo!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito